Cómo desarrollar tu marca personal para tener éxito

Uno de los aspectos fundamentales para definir quiénes somos en el mundo laboral, cómo comunicarnos y, posteriormente, posicionarnos en el mercado, es el desarrollo de una marca personal como elemento diferenciador.

En este artículo vamos a descubrir qué es la marca personal y por qué es importante trabajar en ella en la actualidad.

Más adelante, veremos algunas claves a tener en cuenta para construir nuestra marca personal y, por último, algunas estrategias para promocionarla. ¿Quieres saber más?

¿Qué es la marca personal y por qué es importante en la actualidad?

La marca personal (Personal Branding) es un concepto de desarrollo personal que consiste en considerar a las personas como una marca, al igual que las marcas comerciales, y que debe ser elaborada, transmitida y protegida, con la intención de diferenciarse y obtener el mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales.

Es por esto que sería necesario incluir en tu experiencia profesional aquella estrategia de marketing que tendría que ser desarrollada para un producto o empresa a través de Internet.

Gracias a este concepto puedes llegar a alcanzar oportunidades profesionales o de negocio diferentes, como por ejemplo, la de crear una comunidad de seguidores que te permita dejar a un lado tu trabajo tradicional para desenvolverte en un nuevo negocio propio centrándote en lo que mejor sabes hacer.

Para crear esta red de contactos profesionales se utiliza el networking.

Esta estrategia laboral puede ayudar a dar visibilidad a tu proyecto en un entorno profesional, a mostrarlo en el ámbito laboral adecuado para conseguir inversores o socios, o a que conozcas mejor la industria en la que vas a desarrollar tu proyecto.

Otra de las ventajas de crear este tipo de red de contactos es que puedes proyectar tu carrera profesional conociendo así a las personas adecuadas, además de poder crear enlaces de unión entre empresas o con otros expertos que te aportarán nuevas vías de crecimiento.

¿Cómo construirla?

Vamos a descubrir paso a paso cómo se construye la marca personal:

Definir objetivos

Antes de nada, es necesario determinar los objetivos que se pretenden alcanzar y, a partir de ello, se comenzará a trabajar en acciones que estén relacionadas con dicho objetivo.

Este paso es muy importante para estructurar la estrategia de marca personal y dotarla de un rumbo concreto.

Puede ser que tengas diferentes objetivos (ganar clientes, ampliar la red de contactos…), pero es imprescindible definir el orden y priorizar porque cada uno de ellos necesitará unas acciones determinadas.

Público objetivo

Este segundo paso está íntimamente ligado a la definición de objetivos, ya que en función de la meta que quieras alcanzar, tendrás que dirigirte a un público u otro.

Para que tu marca tenga éxito, tu estrategia tendrá que estar orientada para un público en concreto que utiliza unos canales y un tipo de contenido específico.

Define tu identidad de marca

La identidad de nuestra marca personal, igual que la identidad corporativa de una empresa, la conforman nuestra imagen y nuestros mensajes. Es importante cuidar este aspecto porque será la primera respuesta que los demás tengan de nuestra marca.

Respecto a la imagen, es interesante escoger uno o dos colores y asociarlos a nosotros y a nuestro contenido, en función de lo que queramos transmitir.

“Cada color sugiere diferentes ideas, por ejemplo: el amarillo, dinamismo y creatividad; el azul, confianza y racionalidad; el verde, naturaleza y crecimiento; el negro, lujo y sofisticación”.

El tono y la forma de comunicar los mensajes lo irá determinando el público objetivo al que nos dirigimos (cercano, emocional, serio, divertido…) y, para ello, es recomendable que seas fiel a ti mismo, tal y como eres en la realidad.

Promocionar la marca personal

En relación a la comunicación de nuestra marca, es donde cobra especial importancia la presencia que tengamos en internet.

Además de darnos a conocer por vía de los métodos tradicionales (eventos, tarjetas, etc.), ahora tenemos la oportunidad de utilizar una cantidad de herramientas –en su mayoría gratuitas– que nos ayudarán a posicionarnos y desarrollar nuestra reputación. Algunas de estas herramientas son: crear nuestro propio blog, Twitter, YouTube, LinkedIn, Instagram o TikTok

Las redes sociales hacen más visible tu perfil, pero no más interesante.

Hacernos visibles es un elemento indispensable para desarrollar nuestra marca personal, ya que, si nadie nos conoce, importará poco que seamos grandes profesionales o nuestras habilidades en el sector.

Aunque, hay que tener en cuenta que las redes sociales son solo la punta del iceberg, es decir, si detrás de ellas no hay un contenido interesante y una propuesta de valor de nosotros mismos, no estaremos aprovechando la visibilidad que tienen.